Una visita obligada en el barrio de Asakusa es el templo budista más antiguo de Tokio, el templo Senso-ji. Este templo está decicado a Kannon, la diosa de la misericordia, cuya estatua fue encontrada por los hermanos Hinokuma pescando en el río Sumida. Este templo fue construido en el año 645 para venerar a Kannon y por ello es el más antiguo de Tokio. Aunque fue destruido en la guerra por los bombardeos de EEUU al igual que el Kokyo, fue reconstruido y a día de hoy podemos disfrutar de este magnífico templo.
 
 

Historia del Senso-ji

 
Cuando el templo fue construido no era más que una vivienda reacondicionada y la zona donde está situado en la actualidad era una pequeña villa cerca de Tokio. Nada es como lo conocemos en la antigüedad. Con la caída del Shogunato de Tokugawa y la entrada en el periodo de restauración Meiji las religiones de Budismo y Shinto fueron separadas convirtiéndose la última en la principal en Japón. Por lo que la importancia del templo Senso-ji cayó en picado.
 
La zona fue llamada como actualmente se conoce “Asakusa Park” y el templo se mantuvo intacto aunque la zona se reconvirtió para ser una zona más de ocio y compras.
 

Visitar el templo Senso-ji

 

Puerta de Kaminarimon

 

 
Esta es una de las puertas que te encontrarás cuando llegues a la zona del Senso-ji. A día de hoy se encuentra muy cercana al templo aunque originariamente estaba en la zona de Komagata. La puerta que podrás ver a día de hoy es de 1960 porque ardió en varias ocasiones. La puerta de Kaminarimon es la típica foto cuando visitas el templo, a cada lado tiene un dios. A la derecha está el Fujin, el dios del viento y a la izquierda Raijin, el dios de la luz.
 

Calle Nakamise

 
Te darás cuenta de que estás en la calle Nakamise cuando estés muy cerca del templo, es una calle abarrotada de gente en donde se pueden comprar todo tipo de souvenirs, además hay varios centros comerciales en forma de calle cubierta con techo a ambos lados.
 

¿Cuándo es mejor visitar el templo Senso-ji?¿De tarde-noche o de mañana?

 
Sin duda el templo gana mucho por la noche con todas su iluminación y además podrás ver la torre skytree haciendo contraste toda iluminada. Suele ser una zona bastante animada tanto de noche como de día pero quizás el momento más bonito para verlo es entre la tarde y la noche. Sin duda es un lugar en el que debes estar.
 
No olvides probar los melon pan que hay muy cerca del templo que son los mejores de Tokio, puedes ver más información en qué ver en Asakusa.