Coger un taxi en Tokio

Coger un taxi en Tokio: ¿La forma más barata de desplazarse?

Entre los medios de transporte más usados en Tokio, Japón, se encuentran los taxis. Estos son sumamente cómodos y, a diferencia de en otros países, no tratan de engañar a los turistas ni suele haber problema con ellos. Pero existe una pregunta que se hacen los turistas que han viajado o que planean hacerlo a la capital, ¿Son los taxis la forma más barata de desplazarse?

Si bien es cierto que Japón tiene muchos medios de transporte para desplazarse, como trenes, monorraíles, autobuses y taxis. Sin embargo, de entre todos, estos últimos son algunos de los más cómodos que se pueden contratar y no suele haber problema de intentos de engaño a los turistas.

Todo esto suena muy bien, pero existe una duda al respecto y es si este medio de transporte es la forma más barata de moverse de un sitio a otro en Tokio.

Desafortunadamente, los taxis japoneses están posicionados entre los más caros de todo el mundo. No importa si en algunas ocasiones el trayecto de viaje parece corto, puede que te sorprenda el precio a pagar.

Estos taxis tienen el logo de la compañía a la que pertenecen y tienen letreros que brillan. Cuando lo hacen color rojo, es porque el taxi está libre; en color amarillo es que está ocupado y en color verde es que tiene tarifa nocturna.

Coger un taxi en Tokio

¿Cuáles son las tarifas de los taxis en Tokio?

Si bien es cierto que cada compañía de taxis establece sus propios precios. Estos son prácticamente similares a los que te mostramos a continuación.

  • 105 segundos de espera equivalen a 90 yenes o 0,80 dólares.
  • Por 288 m adicionales se debe pagar 90 yenes también.
  • Los primeros 2 km corresponden a 710 yenes o 6,50 dólares.

Sin embargo, para los trayectos del centro de Tokio, estos precios suelen oscilar entre unos 7 euros hasta los 15 euros.

Tarifas taxi en Tokyo

Consejos al tomar el taxi en Tokio

Uno de los problemas más grandes que suele ocurrir al tomar un taxi en Tokio y en cualquier parte de Japón, son problemas de entendimiento si no se domina el idioma, porque los taxistas no logran entender hacia dónde queremos ir. Esto se traduce en que termina dando vueltas sin parar y sumando a la tarifa final.

Por ello, el mejor consejo es siempre llevar un mapa en la mano para señalar directamente el sitio al que deseamos ir. Y para mayor seguridad, también se recomienda tomar una tarjeta del hotel en el que te hospedes, por si en alguna oportunidad necesitas coger un taxi de regreso.

Y como pequeño consejo adicional, cuando vayas a tomar el taxi en Japón, no abras la puerta manualmente, pues los taxistas lo hacen automáticamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *